1

Guanajuato, Gto. Luego de los lamentables hechos en los que  hace unos días perdiera la vida un vendedor de tamales en la ciudad de Celaya y se señalara por medio de las redes sociales  a agentes ministeriales , los integrantes de ACCIÓN COLECTIVA SOCIOAMBIENTAL, A.C. emiten el siguiente  posicionamiento, mismo que compartimos de manera textual.

 

En días pasados Juan Carlos Padilla Aranda fue víctima de la policía en #CelayaGuanajuato. Elementos de la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General del Estado, sin identificarse y sin orden de aprehensión, lo sometieron brutalmente con golpes frente a su familia, asfixiándolo mientras pedía ayuda, después murió antes de llegar al hospital ¿Y sus derechos humanos?Así en el Estado de las fosas clandestinas, el de la violencia desbordada, el que viola garantías y presume ser #GrandezaDeMéxico.

Es indignante la violencia institucional sistemática hacia la ciudadanía. Todas las personas tenemos derecho a tener una vida digna y libre de violencias.

En Acción Colectiva nos indigna mucho la situación que está viviendo la familia Padilla Zamudio y nos unimos en solidaridad al llamado que a toda la sociedad nos debe ocupar: BASTA DE VIOLENCIA E IMPUNIDAD #SeamosSuVoz #DDHH #NoMiresAOtroLado :

 

PRONUNCIAMIENTO #JusticiaParaJuanCarlosPadilla

Este lunes 23 de noviembre del 2020 Juan Carlos Padilla Aranda, padre de familia celayense de 54 años de edad,
murió cuando policías de la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General del Estado de Guanajuato,
sin identificarse, sin presentar una orden de aprehensión, lo detuvieron y sometieron. Tras severos daños
ocasionados por la asfixia y los golpes que recibió, Juan Carlos perdió la vida.
Algunos testimonios y su familia aseguran que mientras Juan Carlos se encontraba en el piso, un agente colocó
la rodilla sobre su cuello asfixiándolo y después fue llevado al Hospital General de Celaya donde llegó sin vida. La
familia no fue notificada, después de horas de búsqueda recibieron una llamada y se trasladaron al hospital
donde se les entregó el cuerpo cubierto de golpes y con la mandíbula rota.
Desde Acción Colectiva Socioambiental, A.C. nos unimos solidariamente a la pena de la familia Padilla. Al mismo
tiempo, recordamos que en mayo de este año, en circunstancias similares murieron Giovanni López en el Área
Metropolitana de Guadalajara y George Floyd en Mineápolis (EEUU), ambos víctimas de brutalidad policial. No
hay ninguna razón, condición social o circunstancia que justifique la muerte de una persona por violencia policial
en ninguna parte del mundo. Por ello, hacemos un llamado a la comunidad para acompañar a la familia de Juan
Carlos haciendo un frente común para denunciar y pronunciarse en contra de estos hechos.
Condenamos enérgicamente el abuso de poder y la violación de los Derechos Humanos de los ciudadanos.
Exigimos a la Fiscalía General del Estado de Guanajuato esclarezca los hechos y de pronta respuesta a la familia
de Juan Carlos, que investigue conforme a derecho y detenga la revictimización. Instamos al Poder Judicial a que
responda en consecuencia, a que la Procuraduría de los Derechos Humanos emita las recomendaciones
pertinentes, al Gobierno del Estado de Guanajuato a garantizar los derechos individuales de los ciudadanos y al
Estado Mexicano para que se pronuncie sobre este hecho lamentable que vulnera a la sociedad en general.
La violencia institucional debe ser erradicada y para ello pensamos que como sociedad es fundamental el apoyo
mutuo y solidario. Todas y todos tenemos derecho a tener una vida digna y libre de violencias.

BASTA DE VIOLENCIA E IMPUNIDAD
ACCIÓN COLECTIVA SOCIOAMBIENTAL, A.C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *