Estado

La contaminación no perdona, no se detiene: Soledad Ledezma Constantino

Guanajuato, Gto. 28 de febrero 2018.- La diputada María soledad Ledezma Constantino se posicionó en tribuna para dar a conocer la situación de contaminación ecológica de la Laguna de Yuriria, e informó que a través del titular del Instituto de Ecología y el Secretario Ejecutivo del Comité Técnico del Área Natural Protegida solicitó se le declare en contingencia ambiental. Sumó la misma petición ante las autoridades federales ambientales.
Explicó la yurirense Sol Ledezma los trabajos que se han realizado para contrarrestar la contaminación por la proliferación del lirio acuático en la Laguna de Yuriria, “nos dimos a tarea de generar varias mesas de trabajo de la Comisión de Medio Ambiente con los funcionarios de los tres órdenes de gobierno, para buscar una estrategia integral de solución a la problemática que presenta la Laguna.
Destacó Soledad Ledezma el trabajo realizado y la organización de los pescadores para combatir los cambios que está sufriendo la Laguna de Yuriria además de presionar a las autoridades para que realicen las acciones pertinentes para su rescate.
“La contaminación no perdona, no se detiene. Tenemos que enfrentarla sin tregua, tomando acciones concretas y firmes que den paso a la solución del problema que padece nuestra Laguna de Yuriria” manifestó la diputada verde ecologista.
Para la diputada local Ledezma Constantino ha sido clave el trabajo coordinado con el Comité Técnico del Área Natural Protegida “Laguna de Yuriria y su Zona de Influencia”, se han generado estrategias específicas para combatir las descargas de aguas residuales y del sector agrícola, ya que los fertilizantes también alimentan la proliferación del lirio acuático.
La diputada local del Partido Verde está consciente de que han sido varios años del incremento en la proliferación del lirio, ocasionando problemas para habitantes y pescadores y se suman a estos las descargas de aguas residuales sin tratar de varias de las 14 comunidades que la rodean y otros municipios, lo que impiden el libre paso del agua o la navegación y dañan la acuacultura al privar de oxigeno los cultivos y la fauna acuática, concluyó.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close