1

Estaba Navarro contento pues un año más cumplía y de los 40 pasaba, y aunque tal parecía que la pandemia cedía, ah pero tremenda tragedia sucedió, porque la gente también asi lo creyó, porque ese fue un chiste de mal gusto que la calaca junto con el COVID planeo.

Como si fuera barata el centro de la capital se abarrotó, porque así de repente mucha gente apareció, ni policía ni, bomberos, ni reporteros, pudieron detener la marea de gente que salía de su encierro como para atender algo urgente, el alcalde mandó a un grupo especial de la policia, el cuan estaba pintado como la mismísima calaca, para ver si así lograba que las personas se espantaran,  pero no contaba que sin cubrebocas estos andaban, y la gente solo veia que les estaban sonriendo.

Definitivamente Y ante tanta gente decidió mejor Navarro hacerse el ausente, en las redes no lo vieron, mucho menos por la calle , ah pero eso sí aprovechando el des … madre mía, que se sueltan uno que otro, a tirarle hasta por los codos todo por dejar la puerta abierta, reclamos y más reclamos, todo esto esperando que se olvide de la contienda que se acerca ya muy pronto, para así  agarrar las riendas de este pobre municipio que parece anda a tientas, y aunque parezca una guerra la verdad es que unos tiran por la izquierda aunque sean de la derecha, ante dicha situación la calaca del alcalde se compadeció.

Y buscando encontró a Alejandro echándose tremendo taco, aprovechando el momento la calaca le tiro un guadañazo, aunque ágil como pantera sólo le dio un arañazo, a que Navarro tan hábil  le dijo la flaca riendo, y es que con tremendo salto, se le atoró aquel taco que se estaba comiendo, logrando así su objetivo llevandose a Alejandro, ahora cuentan en calles y callejones,  que nadie sabe qué hacer de aquellos que se adelantaron y es que ahora, en su partido a más de uno ni le hacen caso.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *