estado

Los buenos hábitos alimenticios fundamentales para el desarrollo: IMSS

Guanajuato, Gto. 11 de enero 2018.- La alimentación saludable juega un papel primordial en el fortalecimiento y desarrollo de las personas, principalmente en niños y adolescentes, ya que es en las etapas iniciales de la vida donde se adquieren los buenos o malos hábitos alimenticios.
El nutriólogo de la Unidad de Medicina Familiar No. 51, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en León, Miguel Bonilla Hernández, dijo que para orientar a la derechohabiencia el Instituto cuenta con programas como ChiquitIMSS y JuvenIMSS, los cuales están enfocados a prevenir padecimientos propios de los infantes.
Indicó que el 10% de la población preescolar tiene sobrepeso y obesidad; 20% en edad escolar, y 30% de los adolescentes presentan los mismos problemas de salud.
Señaló que la obesidad y el sobrepeso estás asociados a enfermedades como el cáncer, en primer grado; en segundo, enfermedades del corazón y en tercer grado otros padecimientos como diabetes mellitus, hipertensión arterial, niveles altos de colesterol y triglicéridos, que son los principales motivos de consulta en las Unidades de Medicina Familiar del IMSS en la entidad, son ocasionados por no tener un adecuado control de la alimentación.
Otros problemas que impactan a los menores son: autoestima, articulaciones y sueño, para ello, se da a conocer el “Plato del Buen Comer”, el cual busca enriquecer y modificar los hábitos de alimentación que se practican en la actualidad y deterioran la salud de la población.
Bonilla Hernández explicó que el Plato del Buen Comer establece que las frutas y las verduras se deben consumir en mayor cantidad. La ingesta de cereales y de tubérculos debe ser más medido y los productos de origen animal y leguminosas deben consumirse con precaución.
Además, en esta herramienta se explica que al día se deben consumir cinco frutas y verduras, además de que la cantidad de carne que se debe consumir, en tamaño, es de acuerdo a la palma de la mano.
También existe la “Jarra del Buen Beber”, se divide en seis niveles que marcan la cantidad y tipo de líquidos que deben consumirse diariamente. Esta información se imparte en escuelas públicas a las que acude un grupo multidisciplinario para dar a conocer diversos temas a los niños y adolescentes para el cuidado de su salud. En el primer nivel se encuentra el agua natural y es lo más recomendable para el consumo, después la leche descremada o de soya, en tercer nivel aparecen el café y el té sin azúcar.
En el cuarto encontramos bebidas no calóricas endulzadas con endulcorantes que no te aportan calorías, aunque no son tan recomendables; los jugos de frutas naturales están en el siguiente nivel por el contenido de azúcar que poseen y, por último, los refrescos, los cuales está prohibido consumir por la gran cantidad de azúcar con la que son elaborados.
El especialista resaltó que no es recomendable beber agua en exceso, ya que hacerlo podría desencadenar una desmineralización del cuerpo por la excesiva ingesta de este líquido y traería problemas de salud.
El nutriólogo del IMSS recomendó acudir a las Unidades de Medicina Familiar para que personal profesional en nutrición sea quien oriente a la población sobre la correcta alimentación que cada persona debe tener, para no poner en riesgo su salud.

.

Tags

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close