Guanajuato

Preside alcalde ceremonia luctuosa de los caidos el 22 de abril

Guanajuato, Gto. 23 de abril

2019.– El presidente municipal de Guanajuato, Alejandro Navarro Saldaña, presidió este lunes la ceremonia para conmemorar el 82 aniversario luctuoso de los Mártires del 22 de Abril en el histórico panteón de Santa Paula, donde se dieron cita alrededor de 300 trabajadores de la industria minera.

Al pie del obelisco levantado en memoria de los compañeros caídos, el Gobierno Municipal y la sección 142 del Sindicato Minero evocaron la lucha por la justicia laboral que abanderaron Juan Anguiano (1914-1937), Antonio Vargas (1911-1937), Simón Soto (1890-1937), Reynaldo Ordaz (1896-1937), Luis Fonseca (1903-1937) y Antonio García (1889-1937), atacados en el camino al Mineral del Cubo.

“Es un suceso que sin duda marcó la historia de Guanajuato y que jamás debe caer en el olvido”, subrayó el Alcalde capitalino ante trabajadores de la compañía minera del Cubo. “Esta lucha de hace 82 años marcó la diferencia y estoy seguro que les da fortaleza para seguir luchando por mejores condiciones de trabajo”.

El 22 de abril de 1937, los enemigos del sindicalismo emboscaron y asesinaron a seis liderazgos de la sección 4 de la entonces Cooperativa de Guanajuato, un pilar importante en la caravana de protesta a la Ciudad de México, la cual se realizó en 1936 para defender los derechos laborales de la fuerza obrera.

En el homenaje luctuoso, Navarro Saldaña destacó que hablar del Cubo, de Peregrina o de cualquier otro sitio minero es hablar de identidad: “Somos una Ciudad Patrimonio de la Humanidad forjada por el trabajo de los mineros a lo largo del tiempo”.

Recordó que Rafael Villagómez Hernández, icono de la compañía minera del Cubo, recibió el galardón ‘Guanajuatense Distinguido’ el pasado Viernes de Dolores en modalidad post mortem, porque “hablar de la mina del Cubo es hablar de gente trabajadora”.

Al cerrar su mensaje, el alcalde Navarro invitó a la ciudadanía a “seguir trabajando con ahínco y pasión, y que todo el trabajo y todo el sacrificio sea por una mejor ciudad y una mejor familia”.

A la ceremonia también asistió Isabel Anguiano, hija de Juan Anguiano y sobrina de Luis Fonseca, quien tenía dos años cuando ocurrió la tragedia. “Cuando asesinaron a mi padre en el camino al Cubo, yo apenas iba a cumplir tres años”, recordó

Tags

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close