estado

Una juventud debe estar en permanente renovación: Luis Felipe Guerrero Agripino

Guanajuato, Gto. 30 de agosto de 2017.- Ante un contexto caracterizado por la ruptura de paradigmas, es necesario repensar el rol de la juventud en un mundo cambiante y complejo. “Una juventud que debe estar en permanente renovación”, con urgencia de cambiar al mundo, sostuvo el Rector General de la Universidad de Guanajuato (UG), Dr. Luis Felipe Guerrero Agripino, al ofrecer una conferencia en la Universidad Pedagógica Nacional (UPN).

Invitado al III Encuentro de Licenciaturas de Unidades UPN, el Dr. Guerrero Agripino participó con el tema “El perfil universitario del siglo XXI”, con un análisis sobre el contexto actual y el papel de profesores, estudiantes y de las instituciones.

En su exposición, sostuvo que el universitario del siglo XXI debe tener capacidad de adaptarse a su tiempo y para hacerlo “tenemos ese instrumento poderoso que se llama educación”.

Las comunidades de aprendizaje, profesores, estudiantes e instituciones, tienen desafíos compartidos y para afrontarlos se requiere entender la educación como un proceso permanente en la vida; un título, subrayó, no es garantía de éxito y de eso te das cuenta al día siguiente de que egresas, dijo el rector general de la UG.

En ese sentido, consideró necesario cambiar el paradigma en el que el estudiante cree que el estado le va a dar empleo, más bien, debe pensar qué espacios de desarrollo construye a partir de sus conocimientos; no se trata sólo de qué aprendí, sino también de qué valor le estoy agregando, “y luego, de qué emprendí”, de ser innovador, opinó.

Además, exhortó a los jóvenes a valorar las experiencias de aprendizaje y  a ser capaces de superar el éxito y el fracaso. “La vida nos enseña que un éxito puede ser el preámbulo de muchos fracasos si no lo sabemos asimilar”, advirtió.

Respecto a las instituciones educativas, el Dr. Luis Felipe Guerrero, insistió en la necesidad de reafirmar la visión humanista en las instituciones y “ver a cada persona como una posibilidad de transformación del entorno”, pues las universidades ya no son espacios cerrados, y su responsabilidad va más allá de la formación puramente académica.

Sobre el papel de las y los profesores, dijo que es importante que se mantengan como figuras de autoridad, una autoridad legitimada por el ejemplo y acompañamiento que da a sus estudiantes. Así, consideró que “todo profesor convencido y apasionado de lo que hace es una buena noticia para el país”.

Para finalizar, el Rector General de la UG retomó la interrogante de cómo debe ser el universitario del siglo XXI, y consideró que se parece al de los siglos anteriores en cuanto a que “es aquél que se adapta a su tiempo”, porque ese no se escoge, y da cuenta de la capacidad del ser humano para superar cualquier circunstancia.

Al finalizar la conferencia, el Dr. Guerrero Agripino participó en la entrega de reconocimiento a su antecesor en la Comisión Estatal para la Planeación de la Educación Superior, A.C. (COEPES), el Mtro. Andrés Govela Gutiérrez, por el trabajo realizado durante seis años al frente de este organismo.

Tags

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close